Vista previa

Limitaciones en el uso de entradas CNAME

Servicios que se desarrollan online como GoogleApps o Microsoft Online-Services requieren la entrada de un CNAME para las DNS. Esta entrada puede establecerse en el área de clientes de tu paquete para un subdominio.


Beachte auchEstablecer una entrada CNAME para un subdominio


El registro de un CNAME-Record afecta directamente a los servicios integrados (E-Mail, DNS, FTP, WWW) que se administran desde este dominio.

Limitaciones en el uso de las entradas de CNAME

  • En el caso en el que se necesite activar una entrada CNAME para un dominio, no puede existir ninguna otra entrada DNS para dicho dominio (“una o la otra”). Si no, los servidores DNS no sabrían si el nombre del dominio tendría que ser interpretado como un alias o si, por el contrario (por medio de un A-Record) lo que tienen que suministrar es la dirección IP del servidor web. Esta limitación “una o la otra” en las entradas de CNAME es una condición para que la información proporcionada por las DNS sea consistente.
  • Las entradas DNS están solamente disponibles a nivel de subdominios, ya que aquí no hay ninguna entrada DNS predeterminada. El registrador (por ejemplo la esnic) consigna para un dominio los servidores de nombre del proveedor (STRATO). Estas entradas se realizan por medio de lo que se denomina NS-Record. Con ello existe ya para el dominio una entrada DNS. Como esta entrada no se puede eliminar, la utilización de una entrada CNAME a nivel de dominio no es posible.


Efectos de una entrada CNAME

  • Todos los ajustes DNS salvo el CNAME están inactivos y ya no se pueden activar. Tendrás la opción disponible de nuevo en tu área de cliente una vez  hayas eliminado la entrada CNAME.
  • Las redirecciones internas y externas (A-Record) serán eliminadas.
  • Las entradas FTP establecidas para el subdominio serán eliminadas.
  • Los buzones de correo electrónico pertenecientes al subdominio se cancelarán y dejarán de estar accesibles.

 

 

¿Te ha sido útil este artículo?    / no